RSS

Comparecencia de la Directora General de Tráfico en el Congreso y la polémica sobre la obligatoriedad del casco ciclista

05 Jun

El pasado día 28 de mayo La Directora General de Tráfico, doña María Seguí Gómez, compareció ante la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, del Congreso de los Diputados para exponer la reforma del Reglamento de Circulación que se propone realizar el Gobierno y del que ya hemos dado cuenta aquí, en anteriores entradas. Su intervención acabó centrándose en la polémica sobre la obligatoriedad del casco ciclista en zonas urbanas, con argumentos basados exclusivamente en la seguridad física del ciclista. Cuando se le ha recordado que seríamos el único país de la Unión Europea en imponer el casco ciclista en ciudad, trató de ocultar la realidad, diciendo “No somos los únicos que estamos ponderando o no la conveniencia de recomendar el casco” (pág. 28 del Diario de Sesiones). Evidentemente una cosa es “recomendar” y otra “obligar”. La Directora de la DGT tiene un concepto decimonónico de la legislación y, en este sentido policial, como si la legislación sólo fuese un instrumento de intervención de “ordeno y mando”. Así, a la pregunta que ella misma se hace de “¿Con qué herramientas contamos para la consecución de nuestros propósitos?”, contesta “Sin duda la educación, la formación, y los trabajos de divulgación a la ciudadanía, los avances en la investigación, pero sobre todo la legislación como herramienta efectiva de intervención” (pág. 4). Más adelante, añade “La Dirección General de Tráfico entiende que tras la crítica a la promoción del uso utilizando la legislación puedan existir razones legítimas y también argumentos económicos a considerar (pág. 8). La legislación que propone la DGT, o sea, la reforma del Reglamento de Circulación, no “promociona” el uso del casco ciclista; lo impone. Parece desconocer la Directora de la DGT que la educación y la formación son también tareas objeto de la legislación y que, por tanto, la promoción mediante normas jurídicas del uso del casco ciclista no consiste necesariamente en es establecer obligaciones al ciudadano, sino a los poderes, para que desarrollen políticas educativas, de fomento y de sensibilización sobre la conveniencia de poner en práctica los ciclistas medidas de seguridad. ¿Para acabar con los accidentes de ciclistas la única “receta” es la que escribe la policía de tráfico sancionando al que no porta casco?

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 5, 2013 en Casco, Documentos, Normativa

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: