RSS

Archivo de la categoría: drogas, presencia de

De nuevo sobre conducción y control de drogas

En una entrada  de 4 de julio exponía en este blog mi parecer sobre la posible inconstitucionalidad del Código Penal en esta materia. Decía entonces que con la reforma de la Ley de Tráfico aprobada en 2014 se introdujo una importante diferencia según se conduzca bajo los efectos del alcohol o de drogas. Para que fuese sancionable se exigía antes de 2014 conducir bajo los efectos de unas determinadas tasas de alcohol o de drogas reglamentariamente establecidas. Tras la ley 6/2014 constituye infracción conducir con una determinada tasa de alcohol, pero, en el caso de drogas, basta su mera presencia en el organismo, sin importar la cantidad, salvo que la sustancia psicotrópica haya sido ingerida por prescripción facultativa. La posible inconstitucionalidad no residía en la diferencia de trato entre alcohol y drogas, sino en que, sin relación alguna con la seguridad vial, da un trato desigual al consumo de drogas, según hayan sido o no prescritas por el personal sanitario.

Recientemente un magistrado, a raíz de un caso concreto, ha considerado también que podía haber inconstitucionalidad en esta materia y acaba de presentar una cuestión de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional. Este es el texto presentado por el magistrado Carlos Coello.

 

Imprudencia, homicidio y Código Penal

La reforma del Código Penal de 2015 (Ley Orgánica 1/2015) supuso cambios significativos que rebajan la protección de los ciclistas (y peatones). Los accidentes con fallecidos y gravemente lesionados por atropellos causados por vehículos a motor en estos dos últimos años así lo ponen de manifiesto.

En lugar de subrayar la gravedad que supone dejar muerta o malherida a una persona que circula en una posición vulnerable e indefensa, el legislador se ha dedicado a restarle importancia. La imprudencia leve con resultado de muerte la ha eliminado como falta del Código Penal; sólo se sanciona por la Administración y se tutela a la víctima por vía civil. El homicidio por imprudencia menos grave (art. 142.2 CP) requiere para su persecución denuncia previa. Lo mismo sucede para los delitos por imprudencia grave y menos grave causantes de lesiones (art. 152 CP). Además, en el caso de una imprudencia menos grave causante de lesiones, sólo será delito en función del tipo de lesión causada. Si a juicio del juez no es una lesión muy importante (de las previstas en los arts. 149 y 150 CP), la imprudencia menos grave no es delito.  Read the rest of this entry »

 

Muerte de ciclistas

Este mes de mayo ha sido trágico para los ciclistas, con varios fallecidos por absurdos atropellos causados por personas que conducían bajo los efectos de alcohol y drogas. Es el desbordamiento del goteo insufrible que llevamos padeciendo los usuarios de la bicicleta. La culpa obviamente es de quien provoca las muertes, pero el legislador y la Administración tienen una pasiva complicidad en que estos hechos ocurran. El legislador, porque ha restado importancia a este tipo de accidentes mortales, calificándolos como meras imprudencias con resultado de muerte y, en los casos de imprudencias leves, incluso eliminándolas del Código Penal, para sancionarlas sólo como infracciones administrativas. La Administración porque no ha hecho campañas de sensibilización y control sobre la necesidad de adelantar adecuadamente a los ciclistas. ¿Cuántas sanciones se han puesto por adelantamiento inadecuado a ciclistas?.

 

Drogas, Ley de Tráfico y trato desigual

Con la reforma de la Ley de Tráfico aprobada en 2014 se introdujo una importante diferencia según se conduzca bajo los efectos del alcohol o de drogas. Para que fuese sancionable se exigía antes de 2014 conducir bajo los efectos de unas determinadas tasas de alcohol o de drogas reglamentariamente establecidas. Tras la ley 6/2014 constituye infracción conducir con una determinada tasa de alcohol, pero, en el caso de drogas, basta su mera presencia en el organismo, sin importar la cantidad, salvo que la sustancia psicotrópica haya sido ingerida por prescripción facultativa.

A mi juicio este cambio puede ser inconstitucional, no por la diferencia entre alcohol y drogas, sino porque, sin relación alguna con la seguridad vial, da un trato desigual al consumo de drogas, según hayan sido o no prescritas por el personal sanitario. Esta excepción  por razón médica pone de manifiesto que lo que persigue la Ley de Tráfico no es proteger la seguridad vial, sino castigar el hecho en sí de consumir droga, aunque se trate de una actividad que realizada en privado no es ilícita.   Detallo a continuación el análisis del asunto: Read the rest of this entry »

 
 
CicloNormativa

Normativa ciclista. Legislación y bicicleta